¿Quién no ha querido alguna vez imprimir un objeto que de verdad desea a través de unos simples pasos desde una computadora? Gracias a la impresión 3D, ese sueño es posible hacerlo realidad.

La impresión 3D es la fabricación de objetos físicos mediante la superposición de capas de manera sucesiva de un material predefinido.

Una impresora 3D tiene la capacidad de crear un objeto físicamente desde cero, siguiendo un patrón de diseño digital que sale a través de la impresora.

Para poder llevar a cabo una impresión 3D es necesario contar con tres herramientas:

  1. Un software de diseño para impresoras 3D, como los programas de rebanado y modelado.
  2. El hardware que vendría siendo la impresora 3D, de las cuales existen de diferentes tipos y marcas.
  3. El material correcto para impresión 3D, entre los cuales destacan PLA, ABS y PETG.

A pesar de que la impresión 3D pareciera ser una tecnología muy reciente, lo cierto es que comenzó a partir del año 1976 y fue marcando hitos a través de los años para llegar a ser lo que es hoy en día:

Una herramienta súper eficiente para crear todo tipo de prototipos industriales, piezas funcionales, implantes médicos y casi cualquier cosa que puedas imaginar.

¿Cómo funciona la impresión 3D?

impresora 3d moderna y filamento

Lo primero que necesita una impresora 3D para funcionar, es el software de modelado 3D, entre los cuales se destacan Autodesk Inventor, Catia, Solidworks, OpenSCAD y FreeCAD.

Sin embargo, el diseño que requieras también es posible descargarlo desde sitios web dedicados a esto. El archivo del diseño debe estar en formato STL.

Luego de tener el diseño hecho por ti mismo o descargado, necesitarás pasarlo por un software de rebanado 3D como Cura, 3D PrinterOS, IdeaMaker o KISSlicer.

Estos softwares de rebanado 3D se encargarán de ser el puente de comunicación entre la impresora 3D y el modelado, ya que convertirá el diseño en un archivo de código G que tendrá definido la velocidad, temperatura y capas para imprimir un objeto 3D.

Antes de poner la impresora a funcionar, es necesario calibrar la base con respecto a la boquilla y cargar el tipo de filamento 3D que hayas elegido para imprimir.

Una vez tengas el archivo de código G y la base de la impresora bien calibrada junto con el filamento cargado, estarás listo para empezar a crear tu obra maestra.

¿Cuáles son los métodos de impresión 3D?

Existen muchos métodos de impresión 3D entre los cuales podemos destacar:

FMD: Modelado por deposición fundida

Es el método más utilizado gracias a su rapidez y economía. Las impresoras más económicas en el mercado que funcionan con este tipo de método de impresión 3D son la Artillery X1 o la Ender 3.

El modelado por deposición fundida trabaja a través de una función aditiva, donde el material es fundido y depositado en capas hasta terminar la pieza.

SLS: Selective Laser Sintering

El sintetizado selectivo por láser funciona a partir de la solidificación de partículas generalmente de nylon a través de un láser CO2 de gran potencia.

Una vez las piezas estén impresas, necesitarán de aproximadamente doce horas de enfriamiento para su posterior limpieza y post procesamiento del objeto.

SLA: Estereolitografía

Este es uno de los métodos más antiguos utilizados para la impresión 3D. Se basa en el uso de resinas de tipo fotopolimeras en estado líquido que comienzan a solidificarse mediante la luz de un láser ultravioleta.

Así, la impresión 3D en resina se transforma en un plástico endurecido.

La innovación de las tecnologías 3D no para de crecer. Las posibilidades son innumerables y los beneficios muchísimos. Esperamos que hayas ampliado tu conocimiento sobre la impresión 3D y sigas adentrándote en este interesante mundo.