Estamos en el 2021 y el problema del warping en impresión 3D es hora de que sea tema del pasado. Basta de que se arruinen tus obras maestras por materiales no aptos y por cambios de temperatura que no deberían afectar.

No importa si eres nuevo o si ya tienes tiempo en el mundo de la impresión 3D, el warping sin duda alguna es un dolor de cabeza y aquí te diremos cómo combatirlo y vencerlo.

Para saber cómo evitar el warping, primero debes saber: ¿Qué es el warping?

Seguramente en algún momento mientras realizabas una impresión 3D, notaste que una de las esquinas se despegaba de la cama, ocasionando que se levantara y deformara la impresión, ¡eso es el warping!

Su nombre proviene de la palabra en inglés que en español significa doblarse, deformarse o pandearse y ocurre más a menudo en piezas con gran superficie.

¿Por qué sucede el warping?

maquina-de-impresión-pieza-de-plástico

Las capas de la pieza salen del extrusor a una temperatura de 260° aproximadamente, a medida que las capas se depositan una sobre la otra, la temperatura empieza a bajar, ocasionando que las capas superiores se contraigan y tiren de las inferiores.

Este efecto se acumula en las zonas de las esquinas de la pieza y ocasiona que se despeguen de la cama.

La falta de adherencia en la base junto con los cambios de temperatura, hacen que el warping en impresión 3D sea un problema.

Sin embargo, esta dificultad no afecta todas las impresiones 3D por igual. También depende del tipo de material con el que se trabaje, la forma de la impresión, el tamaño y el porcentaje de relleno de la pieza.

Algo de lo que si estamos seguros es que: mientras mayor tamaño de superficie tenga la pieza, más propensa está a sufrir de warping.

¿Cómo afecta el warping a los diferentes materiales para impresión 3D?

Warping en PLA

El filamento PLA es el más utilizado en las impresiones 3D gracias a su gran calidad. Se caracteriza por tener el coeficiente de dilatación térmico más bajo, por lo cual no es muy común que tenga problemas de warping.

Los mejores fabricantes de España que se dedican a comercializar filamentos PLA son SmartMaterials, BQ y Winkle. Todos de gran calidad y aprecios muy competitivos.

Warping en ABS

Al contrario de los filamentos PLA, el ABS es muy propenso a sufrir de warping.

Para solucionarlo es recomendable comprar un filamento ABS de gran calidad y cerrar la impresora en una caja adecuada para que la temperatura permanezca más estable.

Warping en PETG

El PETG es un material muy resistente, caracterizado por tener un poco más de warping que el PLA y tener propiedades parecidas a las de ABS.

 

¿Cómo evitar el warping en impresión 3D?

impresión 3D

1. Calibrar la base de impresión

Lo más importante para que no suceda el warping en impresión 3D, es tener la base de la cama bien calibrada. Comúnmente se realiza mediante un folio que roce la capa y sea posible estirar de él.

2. Colocar brim u “orejas” a la pieza

El brim u orejas, son un tipo de borde que se le añade a la superficie de la pieza a través del programa laminador. Francamente funciona muy bien para evitar que las piezas se levanten.

3. Usar cama caliente para evitar el warping en impresión 3D

Si se va a realizar una impresión 3D con cualquier material que no sea PLA, lo más recomendable es utilizar una cama caliente y precalentarla minutos antes de empezar a utilizarla.

Así mismo, para conservar la temperatura, se puede recubrir la impresora con un material que permita crear un ambiente aislado del exterior.

Existen muchos adhesivos en el mercado de gran calidad que también te ayudarán a evitar el molesto problema del warping, como el 3DLac o Dimafix Pen.

Es importante que tengas en cuenta que cada una de las impresiones 3D se comportan de manera diferente. La práctica es lo que te hará saber el comportamiento que tendrán los objetos antes de imprimirlos.